Pato al estilo checo

Pato al estilo checo

En esta ocasión, a pesar del calor, haré una pequeña excepción con este típico y contundente plato checo. Aunque la cocina checa no se caracteriza especialmente por tener una gastronomía muy variada, este plato me pareció exquisito cuando lo probé estando de visita en Praga. La ciudad es muy bonita y acogedora, con numerosas posibilidades para ir descubriendo a pie y donde en cada esquina se esconde alguna sorpresa.

Para los amantes del pato, esta es una forma diferente de prepararlo dando un paseo por las cocinas del mundo, así que hoy os ofrezco esta receta que a mí particularmente me ha encantado. Que la disfrutéis!!

Vista de la iglesia Tyn desde el ayuntamiento viejo

Vista plaza San Wenceslao

Catedral de San Vito

El famoso puente de carlosIV

Museo Kampa de arte contemporáneo

Restaurantes con encanto

Típica panadería checa

Ingredientes para 2 personas

2 confit de pato
4-5 naranjas
2 cebollas medianas
2 cucharadas de extracto de carne concentrado
1/2 col lombarda
3 cucharadas de azúcar
1/2 vaso de vinagre
2 cucharaditas de mantequilla
2 cucharaditas de cominos en grano
Sal

Para los knedlik de patata
4 patatas medianas
1 cucharada de harina de maíz
1 cucharada de sémola de trigo
2,5 cucharadas de harina de trigo
1 huevo
Sal

Preparación

Macerar los confit de pato en el zumo de naranja la noche anterior.
Pochar 1 cebolla y media picada con 1 cucharadita de mantequilla, añadir 1 cucharada de jugo de carne concentrado, remover, añadir los confit de pato, sal, comino, un poco de agua caliente tapar y cocinar a fuego lento 1 hora aproximadamente (de esta forma quedará la carne muy tierna).

Cuando la carne esté tierna, retirarla y colocarla en un recipiente para horno, quitar el exceso de grasa y reducir un poco más la salsa. Añadir la salsa a la carne y meter en el horno a 180º C para que se dore durantes unos 15-20 min. aproximadamente.

Preparación de pato al estilo checo

Para preparar los knedlik de patata
Cocer las patatas peladas en agua y sal. Cuando estén cocidas, rallarlas y añadir la harina, la sémola, la harina de maíz y el huevo. Con la ayuda de un cuchillo de punta redonda trabajar la masa y luego con las manos formando rollos (si hace falta añadir más harina de trigo). Hervir en agua caliente durante 15-20 min., retirar con una espumadera y cortarlos inmediatamente en rodajas de 1 centímetro de grosor.

Para preparar la col
Cortar en tiras finas, añadirle el vinagre, 1 cucharadita de cominos, medio vaso de agua caliente y dejar macerar mientras picamos la mitad de la cebolla sobrante y la sofreímos con 1 cucharadita de mantequilla. Cuando se poche añadir la col con su adobo, tapamos y cocinamos hasta que esté blanda (si es necesario añadir un poco más de agua caliente) en este momento añadimos un poco de sal, el azúcar removemos y dejamos que se evapore el agua sobrante.

Acompañar el plato de pato con la salsa, la col agridulce y unos knedlik de patata.

tags: , , ,

Comentarios(3)

  1. maricarmen dice:

    Que bueno,este pato y la foto muy bonito un beso

  2. Marta dice:

    qué bien encontrar ésta receta, acabamos de estar en Praga y de 3 días, 2 de ellos hemos tomado éste pato, nos ha encantado su sabor acompañado de la lombarda, muchas gracias

Dejar un comentario

El email es obligatorio, pero no se hará público.

*